En el marco de la segunda fase de la reapertura económica, en la que se inicia la circulación del transporte colectivo, el Ministerio de Obras Públicas recibió valiosos aportes de la empresa privada.

 

El Ministerio de Obras Públicas y de Transporte con el Ministerio de Salud preparan una reanudación ordenada y segura del transporte público, programada para el próximo 24 de agosto, con la finalidad de mantener bajo control la propagación del COVID-19 y seguir protegiendo la vida de los salvadoreños.

 

Como parte del respaldo del sector empresarial, Termoencogibles hizo entrega de insumos para contribuir al cumplimiento de medidas sanitarias, y con ello reducir las posibilidades de contagio. El donativo de 20 mil pares de sobreguantes de protección fue entregado al Viceministerio de Transporte para que los distribuya entre las diferentes rutas de buses que reiniciarán labores.

 

Con este aporte, se brinda seguridad al operario, al momento de manipular dinero o limpiar las unidades de transporte; y con ello propiciar el funcionamiento adecuado de este importante sector de la economía.

 

En el mismo evento, la empresa de distribución de combustibles UNO hizo entrega de 10 mil mascarillas. Estos artículos serán usados para garantizar la bioseguridad de operarios y usuarios del transporte.

 

Con esta acción, la empresa salvadoreña mantiene, además de operaciones responsables y seguras un fuerte compromiso con el desarrollo social, económico y ambiental de la región.

 

Por parte del Gobierno, asistieron a la recepción del donativo el Ministro de Obras Públicas, Romeo Rodríguez Herrera; el Viceministro de Transporte, Saúl Castelar y el director de Transporte Terrestre, Raúl López.

 

Por el momento, el Gobierno a través del Viceministerio de Transporte ha iniciado un  trabajo conjunto para capacitar a empresarios, motoristas y personal operativo del sector transporte sobre el protocolo establecido, el cual dicta medidas de prevención y concientización en las unidades, paradas y terminales de buses. Además, están señalizando paradas de autobuses para garantizar el distanciamiento físico.

 

18 de agosto de 2020.