La construcción del último segmento del Bypass de La Libertad presenta un avance del 32% a tres meses de reiniciado el proyecto, tras ser caducado el contrato anterior por irregularidades de la administración anterior. Al momento de la caducidad, solo tenía un avance del 18%, cuando ya tendría que haber sido concluido.

El Bypass de La Libertad tiene una longitud total de 6.5 kilómetros. Se construye en tres segmentos, el I y el II, ya finalizados. El Segmento III  en construcción con una longitud de 3.25 kilómetros. Consiste en la construcción de un derivador que intercepta la Carretera del Litoral, más interconexiones de 0.8 kilómetros.

 

Este segmento inicia al final del segmento II, en margen derecho del Río Chilama y finaliza en Carretera del Litoral, en sector de Lotificación Los Violines.

Se construye (nuevo contrato) con una inversión de $13, 676, 355.82,  cuatro carriles de 3.50 cada uno (dos por sentido) con un separador central de concreto de 0.60 metros de ancho,  ciclo vía, hombros exteriores de 1.80 metros e interiores de 0.60 metros de ancho, bermas laterales de 0.50 metros y aceras de 1.30 metros donde no se contemplan bermas. Beneficiará a una población de más de 108,000 personas entre directos e indirectos.  La obra genera actualmente 192 empleos.

 

En su trayecto este segmento conecta a la Carretera Panamericana Sur con  la Carretera del Litoral Poniente, que conecta a San Salvador  con las costas del pacifico y el Puerto de La Libertad.

 

Como parte de la obra se ejecutan actualmente tareas como: perfilado de taludes, excavación de la vía, pedraplen en relleno de la vía, conformación de taludes, colado de contra cunetas, siembra de zacate vetiver en taludes,  preparación de rasante  canal de concreto, preparación de sub rasante y otras.

 

Con esta moderna infraestructura se construye un corredor de competitividad regional que enlazará zonas productivas concentradas entre la capital y la zona costera sobre Carretera del Litoral.

El Bypass de La Libertad, mejorará las condiciones de transporte de personas y mercancías desde y hacia el Corredor Pacifico, que permitirá un flujo vehicular rápido y continuo, disminuyendo considerablemente los tiempos de traslado y los costos de operación vehicular.

Permitirá que el tráfico vehicular que pasa por el Puerto de La Libertad disminuya considerablemente, y evitará el congestionamiento en la zona del Puerto de La Libertad, sobre todo los fines de semana y durante los periodos vacacionales, por ser una zona altamente turística.

 

San Salvador, 6 de octubre de 2020.