Personal del  Ministerio de Obras Públicas  y el Fondo de Conservación Vial (Fovial),  retiraron en las últimas horas siete árboles caídos a consecuencia de los fuertes vientos que se registran en el país y que obsculizaban el normal tránsito por varios puntos del país.

 

El MOP y Fovial,  se mantiene en alerta con personal y maquinaria distribuidos en todo el país para atender cualquier eventualidad generada por la inminente llegada de la Tormenta Eta a territorio salvadoreño. Ambos activaron su sistema de emergencia desde el 30 de octubre de 2020, ante el desastre registrado en Nejapa.

 

Las intervenciones para el retiro de árboles se realizaron en: 77 Avenida Norte, San Salvador; en kilómetro 9 ½ Carretera a Zacatecoluca; 73 Avenida Norte, San Salvador; en Carretera del Litoral hacia La Canoa, y dos en Bulevar Monseñor Romero. Además se retiran unos árboles de bambú caídos en la 9ª Calle Poniente, San Salvador.

 

Como parte de actividades preventivas, el MOP  realiza tareas de impermeabilización de talud en Colonia Bello San Juan, Los Planes de Renderos, para evitar erosión ante lluvias. También ejecuta obras de protección en Comunidad Adesco Roma, San Salvador, en   Colonia San Jacinto,  Río Acelhuate, y en otros puntos. .

 

En coordinación con Protección Civil, mantiene un monitoreo permanente de la red vial nacional, para atender cualquier situación que ponga en riesgo la conectividad en todo el territorio nacional y garantizar la vida de personas en zonas de riesgo.

 

El MOP y Fovial   desplegaron en todo el país,  a más de  2,000 trabajadores y 1000 máquinas de diferentes tipos para actuar ante cualquier emergencia que se requiera personal y equipo pesado.

 

El MOP lidera la Comisión Técnica de Infraestructura  y Servicios Básicos, junto a  FOVIAL, el Ministerio de Vivienda, la Administración Nacional de Acueductos y Alcantarillados (ANDA), las distribuidoras de Energía Eléctrica, y otras instancias.

 

El Ministro Romeo Rodríguez Herrera, dijo que el MOP se ha preparado ante la  llegada de Eta, con tres tipos de intervenciones. La primera con obras preventivas para reducir la vulnerabilidad en zonas de riesgo, como es la ejecución del programa de mejoramiento del Sistema de Alcantarillado de Aguas Lluvias e Implementación de Sistemas Urbanos de Drenajes Sostenibles (SUDS), ya ejecutados en Barrio Candelaria y Ciudad Merliot, y obras de mitigación de riesgos en zonas como:  Bello San Juan, en Los Planes de Renderos;   Colonia y Residencial Santa Lucía, Ilopango; Colonia La Cima; Zacamil, Mejicanos; Quezaltepeque; varios puntos de San Marcos, Colonia Luz; San Bartolomé Perulapía,  y en otros puntos.

La segunda,  la atención a emergencia o desastre, como lo sucedido en Nejapa, por un  alud de tierra y piedras. En 72 horas se habilito el paso por la carretera que de San Salvador conduce a Quezaltepeque, hasta donde llego el arrastre de tierra y piedras. La tercera intervención, es la de reconstrucción y mejoramiento de la infraestructura dañada por el evento, de tal manera que la situación de daños no se vuelva a repetir.

 

4 de noviembre de 2020