El Ministro de Obras Públicas, Romeo Rodríguez Herrera, supervisó hoy las tareas de remoción de toneladas de basura lanzadas en quebradas, para prevenir riesgos de desbordamientos e inundaciones a cientos de personas que viven en sus inmediaciones.

 

Esta tarea, aunque no es de responsabilidad del Ministerio de Obras Públicas (MOP),  se realiza como una medida preventiva ante la influencia en el país de la depresión tropical ETA.

 

Trabajadores del MOP junto a reos en fase de confianza, desde el 3 de noviembre de 2020, realizan tareas de limpieza en la Quebrada El Garrobo de donde se han retirado grandes cantidades de basura lanzadas al afluente. Solo en tres días de trabajo, se han retirado 120 metros cúbicos, un promedio de 40 metros cúbicos por día.

 

“Como Gobierno, no nos corresponde la recolección de basura, pero para evitar riesgos a comunidades y a familias, lo estamos haciendo. Son toneladas de basura que están cayendo en la quebrada”, dijo el Ministro Rodríguez.

 

Tareas similares se realizan en Quebrada Las Lajas,  en las inmediaciones de la 75 Avenida Norte, Mejicanos,  donde decenas de comunidades habitan en sus inmediaciones.  El MOP y los reos en fase de confianza apoyados de maquinaria, realizan las tareas de limpieza en una longitud de 200 metros.

 

En el primer día de trabajo se han retirado 75 metros cúbicos de basura, material orgánico y sedimentación (material de arrastre desde el volcán de San Salvador). Las tareas continuarán en otros tramos hasta que el afluente quede libre de basura y otros escombros.

 

Las comunidades que habitan en las orillas de las quebradas, según el Ministro, “son altamente vulnerables” por la cantidad de basura lanzadas a estas, lo que las convierte en proclives a enfermedades, desbordamientos y a inundaciones de sus viviendas.

 

“La vida de la población, para el Presidente Nayib Bukele es lo principal, y por eso nosotros estamos realizando diferentes acciones para mitigar riesgos”, agregó.

 

Para salvaguardar la vida de la población en las cercanías del Volcán de San Salvador, el MOP también realiza otras acciones para la seguridad e integridad de la población que habita en la zona. En 1982 desde las alturas del volcán,  en el  sector de Quebrada Las Lajas, se produjo un derrumbe de grandes magnitudes que provocó la muerte de unas 500 personas.

 

En la zona, el MOP con el apoyo de Japón instaló en la 75 Avenida Norte, Calle al Volcán,  un Sistema de Alertas Tempranas, que a través de un monitoreo puede alertar a los habitantes de la zona ante un evento similar al ocurrido en 1982, de manera de evitar pérdidas humanas.

 

6 de noviembre de 2020