A las 9:15 de la mañana del 23 de julio de 2018 estaba previsto que iniciara el acto oficial de entrega del paso a desnivel denominado “El Paso del Jaguar” por parte del presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén y las autoridades del Ministerio de Obras Públicas (MOP) y el Fondo de Conservación Vial (FOVIAL).

Luego de varios minutos de espera y el típico recorrido por un sector de la obra, a eso de las 10:48 de la mañana el presidente y el resto de funcionarios quitaron los conos para, de una forma simbólica, habilitar el paso vehicular en un carril de la parte superior.

Con ese acto se llega a los últimos pasos de un proyecto que inició hace más de cinco años.

Fue en junio de 2012 cuando el MOP y el FOVIAL informaron que se habían identificado 42 puntos de mayor congestionamiento vial en el Área Metropolitana de San Salvador (AMSS), uno de esos era la intersección de la autopista Comalapa y la calle a Huizúcar, por el sector conocido como Rancho Navarra por un restaurante que se hizo famoso en ese lugar.

Para entonces el Tráfico Promedio Diario Anual (TPDA) de ese sector era de 63,809 vehículos. Desde entonces comenzó a mencionarse la idea de construir un paso a desnivel para eliminar el semáforo que era un factor que generaba largas filas en ese lugar.

Para financiar ese y otros proyectos, FOVIAL hizo una emisión de títulos valor durante la gestión de Gerson Martínez a cargo del MOP-FOVIAL: $50 millones el 28 de mayo de 2013, $50 millones el 5 de noviembre de 2013 y $25 millones el 11 de junio de 2015.

Con esos fondos se ejecutaron también los pasos a desnivel Naciones Unidas y Masferrer.

El 9 de agosto de 2016 se abrió la licitación para la construcción del desnivel Navarra, en la que unas 36 empresas retiraron las bases de licitación; pero el proceso se declaró desierto.

La segunda convocatoria se abrió el 3 de octubre de 2016, que también fue declarada desierta y eso obligó al FOVIAL a hacer revisiones al diseño de la obra.

El tercer proceso de licitación se abrió en febrero de 2017 y el plazo de presentación de ofertas se trasladó al 20 de marzo de ese año.

El 7 de abril de 2017 el FOVIAL firmó el contrato de construcción con la empresa Grupo Equipos de Construcción (ECON) para la realización de ese proyecto.

La inversión es de $21,084,957 incluyendo el contrato de la supervisión de la obra. El plazo original de construcción era de 365 días, que finalizaron el 20 de abril de 2018; pero por problemas de humedad y lluvias se dieron dos prórrogas al plazo: la primera fue de 58 días y la segunda de 35 días, que concluyó el 21 de julio de 2018.

Para realizar la construcción se necesitó liberar derechos de vía, por lo que se tuvo que reubicar a 17 familias que habitaban a la orilla en el sector nor-poniente del proyecto, para quienes se adquirió un inmueble cercano en los condominios San José. Otras tres familias recibieron apoyo del Fondo Social para la Vivienda.

El proyecto consistió en la construcción de seis carriles deprimidos, tres por sentido y una rotonda o anillo superior para las incorporaciones de la calle que conduce a La Cima y hacia Vista Hermosa con la autopista. Todo eso implicó trabajo de terracería, construcción de muros, drenajes y la parte vial. El TPDA actualmente se estima en 80,000 vehículos.

Para el proyecto no tiene pasarelas elevadas como estaba anteriormente, sino que se hicieron acceso con rampas y túnel hacia un anillo interior con barandales metálicos.

La decoración

Siguiendo el estilo de la decoración en el túnel del redondel Masferrer, “El Paso del Jaguar” tiene motivos culturales inspirados en la investigación arqueológica Tradición Cabezas del Jaguar y las figuras representativas de sitios arqueológicos Güija, Tazumal, Quelepa y Cueva del Espíritu Santo.

Los elementos retomados representan a los periodos preclásico, clásico y posclásico prehispánico salvadoreño.

tomado del blog Pasadas de Camino Real