MOP recibe de Japón donación de equipos y software especializadosEl ministro de Obras Públicas, Eliud Ayala, recibió del Jefe Representante de la oficina de la Agencia de Cooperación Internacional del Japón (JICA), Kazuo Fujishiro, la donación de equipo y software especializados, para el fortalecimiento de capacidades del personal técnico de la Dirección de Adaptación al Cambio Climático y Gestión Estratégica del Riesgo (DACGER).   Este equipo, será usado para el reforzamiento de la infraestructura pública.

{gallery}dacger/donacion{/gallery}

 

En el acto, MOP y JICA suscribieron la carta de donación de equipo para el fortalecimiento de capacidades del personal técnico del Ministerio de Obras Públicas, Transporte, Vivienda y Desarrollo Urbano (MOPTVDU), a través del Proyecto para el Fortalecimiento de las Capacidades de la Dirección de Adaptación al Cambio Climático y Gestión Estratégica del Riesgo para el Reforzamiento de la Infraestructura Pública, GENSAI Fase II.

La donación de equipo de parte de Japón, se realiza desde el inicio del proyecto GENSAI Fase II a inicios del 2017 y consiste en donación de equipos y software especializados que ayudarán a fortalecer la gestión de riesgo de la infraestructura del país.

 

Entre algunos equipos de la donación están: Cámara de imagen infrarroja térmica, equipo Downhole, equipo para medición de lluvias, acelerómetro sísmico, y otros que vendrán a fortalecer el trabajo que realiza el MOP para enfrentar amenazas.

 

Entre el software de la donación se encuentran: software de procesamiento de imágenes, software para diseño sísmico de estructuras y de taludes, entre otros.

 

Como parte de la cooperación de Japón a El Salvador, desde el 2012, el MOP y JICA desarrollan el Proyecto de Desarrollo de Capacidades de la Dirección de Adaptación al Cambio Climático para el Reforzamiento de la Infraestructura Pública, conocido como GENSAI, palabra que en japonés significa “reducción de riesgos”.

La primera edición de GENSAI, tuvo una duración de 3 años, finalizó en enero de 2015, centrándose en la gestión del riesgo de geoamenazas, inducidas por tormentas.

Actualmente, se desarrolla el GENSAI II, con una duración de 5 años, concluirá en febrero de 2021 y en el JICA brinda no solo el apoyo técnico del personal del MOPTVDU, sino que también apoya con el componente de donación de equipo.

GENSAI II está enfocado en la gestión de riesgo de geoamenazas en carreteras y la gestión integrada contra geoamenazas inducidas, tanto sísmicas y no sísmicas. Las geoamenazas inducidas, que son de tipo no sísmicas, son en su mayoría geoamenazas provocadas por tormentas, pero hay otras  causadas por desprendimientos y caídas de rocas debido a la gravedad  o sin actividades sísmicas o de tormenta.

La fase II del GENSAI, ha seleccionado 8 puntos de carreteras prioritarias como proyectos piloto para la gestión del riesgo de geoamenazas, que son:

 

  1. Obras de protección en talud rocoso y sistema de alerta en Los Chorros.
  2. Obras de estabilización de talud Carretera de Oro, por deslizamiento de tierra, Ciudad Del
  3. Obras de estabilización de taludes por  colapso de talud de tierra, Zaragoza
  4. Obras de control de inundaciones de carreteras, Bulevar Merliot
  5. Sistema de alerta ante flujo de escombros y peligro hídrico de la corriente cruzada,  75 Av. Norte,  Quebrada Las Lajas, Mejicanos
  6. Riesgo hidrológico en puente,  Río Motochico, Chalatenango
  7. Riesgo sísmico en obra de paso Hermano Bienvenido a Casa.
  8. Mejoramiento sistema de drenaje pluvial, sector Colonia Escalón

 

En el marco del evento, se realizó la presentación del Proyecto en Bulevar Merliot, donde se produce fuerte tráfico vehicular, especialmente en época de lluvias, debido a que las inundaciones se presentan más de dos veces por semana; daños en automotores dado que la altura de lámina de agua puede alcanzar de 30 a 60 centímetros, a lo que se suma pérdidas en las actividades económicas de la zona.

El objetivo del proyecto es mitigar la inundación vial e impacto en el curso aguas abajo en recorrido inferior. Las técnicas japonesa a aplicar, es la de captación de aguas pluviales, que son instalaciones subterráneas de tanques de captación de aguas en áreas públicas como: parques, vías y parqueos.

El proyecto piloto para solucionar el problema, es la construcción de instalaciones de captación y retención temporal de aguas lluvias con una capacidad de captación de 1000 metros cúbicos.

El sector problemático de inundación se encuentra a 300 metros del cruce del Boulevard Merliot y el Boulevard Monseñor Romero hasta el costado del redondel El Platillo, con un tráfico promedio diario de 38,000 vehículos.

 

Los beneficios con este proyecto, serían grandes ya que se eliminarían los impedimentos del tránsito al disminuir los desvíos, esperas y disminución de velocidad, por medio de la inversión en la mitigación de riesgo de inundación.

 

San Salvador, 25 de abril de 2018