El Ministerio de Obras Públicas (MOP) realizó hoy la apertura de la oferta económica de la empresa que aprobó las dos primeras evaluaciones, de calificación y  fase técnica para  la construcción de dos puentes de grandes dimensiones incluidos en el Paquete IV del Periférico Gerardo Barrios, ubicados sobre Río Grande de San Miguel y Río Taisihuat.

La oferta abierta fue de la empresa Constructora Meco S.A. Sucursal El Salvador, de Costa Rica, cuyo monto de oferta fue por $24, 193,868. Esta oferta económica pasa a fase de evaluación.

Con el Periférico Gerardo Barrios el MOP busca reducir los costos logísticos e incrementar la competitividad del país a partir de la mejora del tránsito vial.

 

El periférico se construye en cuatro paquetes, el primero lleva un 52 %  de avance, mientras que el dos y cuatro están en licitación. Se proyecta la licitación del Paquete III para 2021.

 

El Paquete 4 del Periférico consiste en la construcción de dos puentes:

 

  • Construcción de puente sobre Río Grande de San Miguel con 110 metros de longitud, de viga cajón de concreto pre esforzado. Incluye 845 metros de acceso al puente.
  • Construcción de puente sobre Río Taisihuat con una longitud de 105 metros, de vigas tipo I de concreto pre esforzado. Incluye 485 metros de accesos al puente.

Esta mega obra suma un total de 20.6 kilómetros. Su ejecución beneficiará a los más de 1.2 millones de habitantes de la zona oriental del país y a todos los que hagan uso de esta moderna carretera. Disminuirá los tiempos de viaje de transporte de carga regional y nacional en la ciudad de San Miguel, ocasionados por congestionamiento. Además, disminuirá la contaminación ambiental, los accidentes viales y aumentará la seguridad en la zona.

Adicionalmente, mejorará la oferta y desarrollo productivo local, a partir del incremento de las condiciones para un corredor logístico, en términos de nivel de servicio y seguridad vial.

El proyecto contará con 52 obras de paso, entre ellas estos dos puentes en licitación,  que reducirán hasta en 45 minutos el recorrido que desde San Salvador se hace hasta La Unión.

Esta obra se construye después de más de diez años de haber sido prometida por el gobierno anterior, sin ser ejecutada, lo que generó un incremento económico considerable de la obra por devaluaciones de moneda.  Para su ejecución el Gobierno de El Salvador suscribió en 2014 con su similar de Japón un contrato de préstamo por 12, 595,000 millones de yenes japoneses, que en su momento equivalían a $122 millones. Actualmente el monto es superior a los $142 millones.

 

16 de diciembre de 2020