El Ministro de Obras Públicas, Romeo Rodríguez, entregó hoy el puente sobre Río Torola, que permitirá conectividad directa a los municipios de San Isidro y Torola, Morazán, y con ello el Gobierno saldó una deuda histórica con la población que administraciones anteriores no realizaron.

El puente metálico de 94 metros, cuenta con pasarela peatonal, tendrá una vida útil de 90 años y capacidad para soportar 42 toneladas de peso. El paso por el puente fue habilitado desde el 20 de diciembre de 2019.

Con la obra, el Gobierno del Presidente Nayib Bukele, a través del MOP, está cumpliendo a los habitantes de San Isidro y Torola, quienes contarán con un paso peatonal y vehicular directo y seguro, que les permitirá entre otros a estos municipios, un ahorro de 13 kilómetros para conectarse con la Longitudinal del Norte, y 7 kilómetros para los que residen en San Fernando.

Se construyó con una inversión total de $646, 354,08, que consiste en la contratación de una empresa para las obras de construcción bases para el puente.

Son más de 19,450 habitantes de los dos municipios y comunidades inmediatas los beneficiados con esta obra de paso. El puente se ubica en los Cantones El Rosario y Chiquire, municipios de San Isidro y Torola, pero beneficiará además a cantones de municipios vecinos como: San Fernando, San Antonio, San Simón y El Rosario.

Por varias décadas los pobladores de estos municipios no han tenido conectividad directa. Los habitantes de estos municipios, por la falta de un puente ponían en riesgo sus vidas, al trasladarse colgados en una polea acoplada (garrucha) a un cable de 102 metros para atravesar el Río Torola y llegar a su destino.

Esta situación provocó que varios escolares perdieran la vida cuando se dirigían a la escuela cruzando el río que es bastante caudaloso, especialmente en época de invierno.

Este puente vendrá a transformar la vida a los pobladores de estos municipios y a todos los habitantes de la zona de influencia del proyecto.

Adicional a la construcción del puente, el MOP pavimentó un tramo de 2.4 kilómetros de San Isidro al puente y trabaja en tareas de terracería para la construcción de base de 4.3 kilómetros en el lado de Torola, para luego pavimentarlos.

Con esta obra, el MOP contribuye a mejorar las condiciones de infraestructura vial rural en el país, especialmente en aquellos lugares olvidados por los anteriores gobiernos, donde los programas sociales e infraestructura no llegaron, pese a que cuentan con potencial productivo.

Permitirá intercambio comercial y tránsito de los habitantes de estos municipios hacia centros de salud, escuelas, centros de producción, y el desarrollo del turismo en la zona.

{gallery}puentetorola/inauguracion{/gallery}

San Salvador, 30 de diciembre de 2019