El Ministerio de Obras Públicas, continúa en estado de alerta atendiendo las diferentes incidencias generadas en el país  por la depresión tropical Eta. A la atención de emergencias,  se suman la ejecución de actividades preventivas para reducir el riesgo de la población, especialmente aquellas que habitan zonas de alta vulnerabilidad.

Dentro de la emergencia, el MOP lidera la Comisión Técnica de Infraestructura  y Servicios Básicos, junto al Fondo de Conservación Vial (FOVIAL) y otras instancias,  encargado de garantizar la conectividad en todo el territorio nacional.

En este marco, a la fecha retiró 63 árboles que cedieron ante las fuertes ráfagas y el exceso de humedad,  que momentáneamente obstaculizaron el paso por  algunas zonas. Sin embargo, estos fueron retirados en el menor tiempo posible para habilitar el normal tránsito por las zonas afectadas.

Asimismo, intervino en el despeje de vías de comunicación afectadas por 42 deslizamientos de tierra y piedras registrados en diferentes puntos del país.

Contabiliza además, la formación de dos cárcavas, una de ellas en Mejicanos, San Salvador, que ya está siendo intervenida  por el MOP y la otra en Suchitoto, Cuscatlán, que atiende FOVIAL.

El informe de afectaciones destaca que 108 comunidades fueron afectadas por la falta de energía eléctrica. Las distribuidoras de energía eléctrica que forman parte de la Comisión Técnica de Infraestructura y Servicios Básicos, trabajan en el restablecimiento.

Durante la emergencia, el MOP también trabaja en medidas preventivas para evitar  riesgos, especialmente de comunidades  en las inmediaciones de quebradas.

El MOP con el apoyo de reos en fase de confianza realiza tareas de limpieza de quebradas inundadas de basura, como son: Quebrada El Garrobo, en San Salvador;  y Quebrada Las Lajas, en Mejicanos. Son más de 200 metros cúbicos de desechos los que han sido removidos de estas quebradas para prevenir desbordamientos de los afluentes  e inundaciones de viviendas.

Ha desplegado a nivel nacional a unos 2,300 trabajadores y  1,000 máquinas para atender cualquier tipo de emergencia, que ponga en riesgo vidas y la conectividad en todo el territorio.

6 de noviembre de 2020