El Ministro de Obras Públicas, Romeo Rodríguez, entrego hoy a los habitantes de Ciudad Merliot, la construcción del proyecto Mejoramiento del Sistema de Alcantarillado de Aguas Lluvias e Implementación de Sistemas Urbanos de Drenajes Sostenibles (SUDS), para prevenir inundaciones en la zona.

La obra forma parte del programa de reducción de vulnerabilidad a través de la construcción de lagunas de laminación y reparación de bóvedas en el Área Metropolitana de San Salvador. Con esta obra el MOP busca la retención, retardación y laminación de aguas lluvias en la zona de Ciudad Merliot.

Antes de la intervención del MOP, el punto de inundación recurrente en Ciudad Merliot, era la intercepción del Bulevar Merliot y Calle Jabalí, que afectaba el entorno habitacional y comercial del lugar.

Además, afectaba una de las dos vías intermedias para salir del Bulevar Monseñor Romero, que conducen hacia Antiguo Cuscatlán y Santa Tecla, y otros municipios en la ruta al Puerto de La Libertad. Las inundaciones constantes durante época de lluvia representaron un serio problema a unas 38,000 personas, sin que los gobiernos anteriores hicieran algo por remediarlo, pese a las constantes quejas de los habitantes del lugar.

 

Para reducir las probabilidades de inundación en el punto identificado, se trabajó en la implementación de SUDS para el manejo y control de la escorrentía superficial excedente desde los puntos más cercanos a su lugar de origen, hasta la zona de afectación.

Como parte de la obra, se adecuaron a lo largo de la zona intervenida, los arriates existentes sobre Calle Chiltiupán y Jabalí. Allí se construyeron jardineras de lluvia filtrantes, para captar escorrentía superficial de aguas lluvias, con el fin de generar depuración, detención momentánea y retardación de aguas, previo a su introducción al sistema de drenaje secundario construido que son: cajas tragantes, colectores y pozos.

La obra incluyó la construcción de caja de conexión de colector de aguas lluvias formado por tres tuberías de 60 pulgadas y cajas tragantes que absorberán las aguas de la zona. El colector tiene una longitud de 550 metros lineales que inicia en el sector conocido como El Platillo y llega hasta la Quebrada El Principito.

Esta obra servirá como modelo para la implementación de los SUDS, como mecanismo de control de escorrentía, en otros puntos del AMSS.

La obra se ejecutó con financiamiento del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) a un monto de $2, 269,358, tanto construcción como supervisión e incluyo obras similares en Barrio Candelaria que son los dos puntos piloto de los SUDS en AMSS.

 

                                                                          San Salvador, 24 de septiembre de 2020