Esculturas cabeza de jaguar en túnel Masferrer: MOP agrega arte precolombino en obra pública

PDF Imprimir Correo electrónico
Viernes 26 de Agosto de 2016 14:49

Esculturas cabeza de jaguar en túnel Masferrer: MOP agrega arte precolombino en obra pública El Ministro de Obras Públicas, Gerson Martínez,  presentó un homenaje a los pueblos originarios, sus raíces y el rescate de la memoria gráfica del pasado prehispánico, que el MOP está implementado en la obra pública.

 

 

Específicamente, se refirió al significado de la obra escultórica del Redondel Masferrer,  cuyo referente principal son los monumentos de la tradición Cabeza de Jaguar, con la finalidad de visibilizar el legado de los pueblos originarios de El Salvador.

 

Las cabezas de jaguar son monumentos del período Preclásico (alrededor del 300 A.C.) que fueron realizados por los habitantes de los territorios que hoy conocemos como Ahuachapán, Sonsonate y Santa Ana,  según investigaciones del arqueólogo Federico Paredes Umaña. Las investigaciones dieron inicio en 2006 y continúan hasta hoy.

La difusión de estos diseños en la obra pública busca una reflexión sobre las contribuciones de los pueblos originarios a la sociedad y sobre la forma de  hacer uso de estas para mejorar la vida de las presentes y futuras generaciones.

 

El arte en esta obra, estuvo a cargo del equipo del Proyecto Arqueológico Cabezas de Jaguar y Pedernal Estudio, quien elaboró una propuesta artística basada en la evidencia arqueológica del periodo Preclásico del territorio salvadoreño y mesoamericano. El taller de producción fue instalado en Chalchuapa, Santa Ana, territorio donde han sido localizados varios monumentos de la tradición cabeza de jaguar.

 

El equipo está compuesto por trabajadores de Chalchuapa y Ataco guiados por el maestro escultor  Guido Montufar. La inversión en esta obra escultórica es de $160,000, que representa el 0.1% del monto total de la obra en Redondel Masferrer, que es de $16 millones.

 

La tradición Cabeza de Jaguar tiene su origen en el occidente de El Salvador, se conocen a la fecha 60 monumentos de estas características y su distribución se calcula en unos 3000 kilometros cuadrados al este del Río Paz, en territorios que abarcan planicies costeras, altiplanos, cuencas de ríos, lagos y valles. Esta tradición conjuga rasgos de origen mesoamericano, pero es muy distintiva y particular de esta región.

 

Es una contribución original del occidente de El Salvador al pensamiento mesoamericano. Las texturas están inspiradas en las fauces de las cabezas del jaguar que fueron propuestas por el MOP.

 

La obra incluye más de 380 metros cuadrados  de intervención escultórica con 6 relieves  escultóricos para muros a la entrada de los túneles y al centro. Los muros del túnel llevan texturas formando patrones derivados de la anatomía de los monumentos de la tradición Cabeza de Jaguar.

 

En los dinteles de entrada y salida, van dos esculturas tridimensionales. En los pisos de las pasarelas  norte y sur  se ubicarán 28  diseños con información sobre la procedencia  de los monumentos, Incluyendo los trípticos  de Chalchuapa, Izalco y Ataco.

 

 

San Salvador, 25 de agosto de 2016

 

 

Share