MOP garantiza calidad de obra en Bulevar Monseñor Romero

PDF Imprimir Correo electrónico
Jueves 07 de Febrero de 2013 13:20

MOP garantiza calidad de obra en Bulevar Monseñor RomeroComo parte de la recepción provisional del Bulevar Monseñor Romero, el  Ministerio de Obras Públicas, a través de las empresas constructoras realizan una serie de obras, entre ellas el cambio de losas por irregularidades  observadas en algunos puntos del Tramo 2-A, a cargo de la empresa DISA S.A de C.V. El 12 de enero de 2013 se iniciaron los trabajos para superar las observaciones que el MOP hiciera al proyecto, tal como lo establece el contrato para garantizar la calidad de obra.

Las dos empresas ejecutoras de la obra  tienen 45 días para la recepción final, solventadas todas las consideraciones realizadas al proyecto, las que vencen el 26 de febrero de 2013.

Dentro de la recepción preliminar, el MOP consideró necesario el cambio de un promedio de 10 losas, lo que se ha venido realizando desde esa fecha. Hasta el momento han sido removidas cinco losas.

El Tramo II-B a cargo de la empresa OMNI S.A de C.V, ya cumplió con lo observado y el MOP realizó la recepción final el uno de febrero.

El Bulevar Monseñor Romero fue inaugurado por el Presidente de la República, Mauricio Funes, el 25 de noviembre de 2012, en la fecha precisa que el contrato señalaba para el termino del proyecto.

De acuerdo a estudios de tráfico, por éste  Bulevar  están  circulando  diariamente  más de 50 mil vehículos, entre transporte particular y  de carga.

Se subdividió en Tramo II-A y Tramo II-B, posee para la circulación vehicular seis carriles de 3.65 metros de ancho cada uno, tres por sentido, hombros externos de 2.50 metros e internos de un metro y un separador central.  Por ser una vía rápida cerrada,  no tendrá paso peatonal ni paradas de buses,  cuenta  con accesos controlados para ingresar.

Está beneficiando a más de un millón de habitantes de Antiguo Cuscatlán, San Salvador, Nueva San Salvador, y a la zona occidental en su totalidad y favorece la conectividad del Gran San Salvador con la zona occidental del país, sin pasar por el centro de Santa Tecla, permite  fluidez vehicular, ahorro en los costos de operación de vehículos, ahorro en el tiempo de viaje a los usuarios, mejores condiciones de circulación vial y lo principal descongestionará la zona.

Share