Familias de bajos ingresos tendrán mayor acceso a vivienda y a mejoramiento integral de su hábitat.

PDF Imprimir Correo electrónico
Martes 08 de Mayo de 2012 15:08

Familias de bajos ingresos tendrán mayor acceso a vivienda y a mejoramiento integral de su hábitat.La Fase 2 del Programa de Vivienda y Mejoramiento Integral de Asentamientos Urbanos Precarios, financiará subsidios individuales y colectivos a la población de bajos y medianos ingresos económicos, mediante el préstamo otorgado por el Banco Interamericano de Desarrollo BID por 70 millones de dólares.

Con estos fondos, a través Viceministerio de Vivienda y Desarrollo Urbano (VMVDU), se canalizaran mejoras en las condiciones de vivienda e infraestructura de unas 30 mil familias de ingresos inferiores a 4 salarios mínimos ($830), aumentando la capacidad del sector vivienda para atender el déficit cualitativo y cuantitativo.

La estrategia de inversión a desarrollar se enmarca en la política del Gobierno de propiciar el desarrollo económico y social del país, atendiendo principalmente a los municipios de pobreza extrema severa en 3 grandes áreas: el acceso a la vivienda, equipamiento e infraestructura básica y legislación en materia de mercado de Lotificaciones.

El déficit habitacional del país se estima en más de 360 mil viviendas, el 87% de estas contemplan la necesidad de mejores condiciones que dignifiquen el hábitat, se considera el acceso a servicios básicos, infraestructura y equipamiento social. El restante 13% es la carencia de una vivienda propia.

El Programa, invertirá $26 millones para atender a 6 mil familias con mejoras en infraestructura básica, habilitación de espacios comunitarios, equipamiento urbano, obras de mitigación de riesgos y legalización de propiedades.

$16.5 millones para construcción de viviendas en atención a emergencias como lluvias, sismos y cárcavas, beneficiando unas 11 mil familias; además $ 10 millones se destinaran a mejoramiento de 12 mil viviendas con piso de mortero.

$3 millones serán para la regularización del mercado de Lotificaciones y la legalización de 40 mil lotes, en el marco de una legislación acorde a los 14 Planes de Desarrollo Territorial ejecutados a través del VMVDU.

El Ministro de Obras Públicas, Gerson Martínez, aseguró que para este Gobierno “es importante sacar a El Salvador y a las familias más necesitadas de la crisis”, enfatizó además en al aporte del programa para la dinamización de la oferta y la demanda en el sector vivienda y la contribución a la generación de unos 10 mil empleos directos.

La ejecución del programa contempla además $3.7 millones para fortalecer las entidades públicas del sector (VMVDU, FSV, mercado secundario) y $ 7 millones el subprograma administrado por la Alcaldía Municipal de San Salvador para responder a demandas de infraestructura básica en barrios precarios, legalización de tierras y mitigar riesgos que afecten a viviendas de familias de bajos ingresos.

El VMVDU será la entidad ejecutora principal del nuevo programa, participan además el Fondo Social para la Vivienda FSV, el Banco de Desarrollo de El Salvador BANDESAL y la Alcaldía de San Salvador. El préstamo del BID se otorga a un plazo de 25 años, con un período de gracia de 4 años y medio, a una tasa de interés variable.

Otras instituciones del sector que participaran en la ejecución del programa son el Instituto de Legalización de la Propiedad ILP, encargado de regularizar y otorgar títulos a familias de bajos ingresos, el Fondo Nacional de Vivienda Popular FONAVIPO, como banco de segundo piso que intermedia recursos a través de instituciones autorizadas.

Para este año el VMVDU invertirá $10.5 millones de estos fondos, ya se inició la atención a 188 familias que viven en condición de riesgo por cárcavas y por la tormenta tropical 12E, a quienes se provee de viviendas existentes a través del FSV.

En lo inmediato se iniciará la construcción de 26 viviendas para afectados del enjambre sísmico en La Unión y la construcción de 13 viviendas más para afectados por la tormenta Ida en la Comunidad el Sartén de Apopa. También, se encuentra en proceso de licitación el Mejoramiento integral del Asentamiento Cañaverales en el municipio de San Vicente, que atenderá las condiciones de 290 familias.

Se ha iniciado el proceso de identificación de más de 100 familias a ser beneficiadas con el subcomponente de Adquisición de Vivienda Existente AVE, población que ha sido afectada por emergencias ocasionadas por las cárcavas y las recientes tormentas tropicales.

Asimismo, se estima iniciar la intervención de 3 mil cambios de piso de tierra en 10 municipios del departamento de Chalatenango y 2 municipios de Cabañas. Así como la calificación de beneficiarios de 12,000 familias para el subcomponente Mejoramiento de Piso en 31 municipios de 11 departamentos de la Republica de El Salvador.

El programa incluye la Lotificación de desarrollo progresivo y legalización de la propiedad, con la aprobación de la ley, en junio se apertura el proceso de regularización y legalización con la oficina de lotificación, entre otros.

Paralelo al Programa de Vivienda y Mejoramiento Integral de Asentamientos Urbanos Precarios fase 2, el VMVDU coordinará además otros recursos con entidades que apoyan en temas de políticas de vivienda y ordenamiento territorial como el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo, el Banco Interamericano de Integración Económica BCIE y el Programa de Apoyo a Comunidades Solidarias en El Salvador (PACSES) de la Unión Europea.

En la presentación del Programa estuvieron el Viceministro de Vivienda y Desarrollo Urbano y presidente de FONAVIPO, José Roberto Góchez, el Jefe de Operaciones del BID, Gabriel Castillo, el Presidente de BANDESAL, Oscar Lindo Fuentes y el Gerente General del FSV, Mariano Bonilla.

 

San Salvador, 8 de mayo de 2012

 

Share