MOP y JICA inician proyecto para el desarrollo de capacidad para la Dirección de Adaptación al Cambio Climático y Gestión Estratégica del Riesgo

PDF Imprimir Correo electrónico
Miércoles 25 de Enero de 2012 13:43

MOP y JICA inician proyecto para el desarrollo de capacidad para la Dirección de Adaptación al Cambio Climático y Gestión Estratégica del Riesgo El Ministro de Obras Públicas, Gerson Martínez, el Representante Residente de la Agencia de Cooperación Internacional del Japón (JICA) Yoshikazu Tachihara, inauguraron hoy el Proyecto Desarrollo de Capacidades de la Dirección de Adaptación al Cambio Climático y Gestión Estratégica del Riesgo (DACGER) para el reforzamiento de la infraestructura pública de El Salvador, que permitirá fortalecer los conocimientos del personal de esta dirección en la gestión de desastres de la infraestructura pública.

En el evento también participó el Viceministro de Obras Públicas, Hugo Barrientos; el Consejero de la Embajada del Japón, Kazuchito Nakamura; el experto del Proyecto TAISHIN, Naomi Honda; la Directora de Cooperación Multilateral y Organismos Financieros Multilaterales, Alejandro Castillo; el Director de Cooperación Bilateral Norte-Sur, Ernesto Funes; el Jefe de la Misión de Expertos a cargo de la capacitación, Mikihiro Mori, y otros delegados de JICA.

El proyecto tiene un costo de 4.6 millones de dólares, y forma parte de una donación en asistencia técnica y equipamiento del Gobierno de Japón. Se realizará tanto en el país como en Japón y tiene el propósito de expandir los conocimientos desde lo nacional a lo regional en un futuro, con el fin de fortalecer la capacidad de contrarrestar desastres naturales en Centroamérica, adaptar la infraestructura al impacto del cambio climático, y desarrollar una estrategia de prevención del riesgo.

El Salvador, debido a las condiciones geográficas, se encuentra extremadamente susceptible a la variedad de desastres naturales como: huracanes, tormentas tropicales, deslizamientos, inundaciones, terremotos y erupciones volcánicas, las que afectan al territorio y a la población; algunos de ellos forman parte de los efectos del cambio climático, cuyo impacto ha sido grande en el país en los últimos años.

El proyecto de asistencia técnica al personal de la DACGER tendrá una duración de tres años y para ello se encuentran en el país nueve expertos que estarán en forma permanente, que tendrán a cargo la capacitación y asesoría en el equipamiento.

El grupo de japoneses está conformado por especialistas en drenajes, puentes y obras de paso, deslizamientos y red vial, quienes capacitarán además en el uso de equipo y apoyaran en casos emblemáticos como: deslizamiento en El Picacho, Cordillera El Bálsamo, Bajo Lempa y otros sitios a ser estudiados en el desarrollo del proyecto, donde los expertos proporcionarán la orientación y asesoramiento técnico y recomendaciones a los receptores del proyecto.

La DACGER cuenta con 18 ingenieros expertos en puentes y obras de paso, estructuras, hidrología, geotécnica y otras ramas, serán los receptores principales de la asistencia, que estará enfocada en: protección de pendientes, puentes y obras de paso, cursos de agua y drenajes urbanos, infraestructura pública. El personal de la DACGER se beneficiará con capacitaciones, igual que otros participantes de cursos y seminarios, que serán organizados en el marco del proyecto.

Sin embargo, el esfuerzo del MOP va enfocado a continuar desarrollando estrategias de adaptación al cambio climático que permitan proteger la vida de la población y a sus bienes, así como la infraestructura clave para el desarrollo del país.

El MOP y el Gobierno de El Salvador se comprometen a tomar las medidas necesarias para asegurar que las tecnologías y conocimientos adquiridos por el personal, como resultado de la cooperación técnica japonesa, contribuyan al desarrollo económico y social del país; y que los conocimientos y experiencias adquiridos durante la capacitación técnica tanto como los equipos proporcionados por JICA, sean utilizados efectivamente en la implementación del proyecto.

Tanto el MOP como JICA serán responsables de la implementación del proyecto en coordinación con otras organizaciones relacionadas, y garantizarán que el funcionamiento de este esfuerzo sea sostenible durante y después del periodo de implementación, con el fin de contribuir al desarrollo social y económico del país.

El proyecto permitirá entre otros, que los participantes preparen, revisen y actualicen los inventarios para la prevención de desastres de la infraestructura pública (protección de pendientes, puentes, cursos de agua y drenajes urbanos); revisar y actualizar la evaluación de riesgos de la infraestructura pública; establecer prioridades y elaborar un plan de mediano y largo plazo de las obras de mejoramiento para la prevención de desastres en la infraestructura pública.

El MOP está desarrollando una estrategia de adaptación al cambio climático y la gestión preventiva del riesgo, partiendo de una perspectiva nacional y regional; haciendo además inversiones en proyectos bajo esta nueva perspectiva. También se propone provocar sinergias interinstitucionales que permitan asegurar la coordinación necesaria, utilizando los mecanismos de prevención, reducción de riesgos, mitigación y respuesta a los desastres originados por fenómenos naturales, en los niveles nacional y regional.

 

San Salvador, 25 de enero de 2012

 

Share